poker-de-ases

Qué es el póker de ases

4.7
(23)

El póker de ases o Four of a Kind es una de las manos más potentes de cuantas podemos encontrar en el póker. Para un jugador, contar con esta mano puede ser la mejor noticia ya que las posibilidades que se abren con ella son enormes, de ahí su gran prestigio en el mundo del póker online.

La fuerza de este tipo de póker le ha dado protagonismo incluso en series de televisión o películas, precisamente por su espectacularidad. Esta mano está formada por los 4 ases del póker, algo que, evidentemente, es muy complicado de lograr. Pese a la innegable potencia del póker de ases, hay que recordar que no se trata de una mano imbatible porque hay otras que están, por encima de ella. Pese a esto, no hay ninguna duda de que se trata de una mano de enorme valor, así que vamos a conocerla bien para sacar de ella el máximo provecho.  

Cómo jugar al póker de ases 

Ahora que ya conocemos qué es un póker de ases, debemos saberlo todo sobre cómo jugarlo. De hacerlo bien, las opciones de los jugadores en torneos de póker subirán de manera más que importante.  

Crea tu Cuenta
¡Regístrate!

Hay que saber llevar una buena estrategia con este tipo de póker, pero su fuerza hace que raramente podamos sacarle mucho partido, a no ser que los rivales cuenten con un full de ases y el flop, turn y river formen una combinación poderosa por ellos mismos. En este aspecto, es clave el slow play. Se trata de una forma de jugar lentamente para no apostar y llevar el peso de una mano en la que, gracias al póker de ases, es casi imposible que perdamos porque hay pocas opciones de mejorar nuestra mano. 

La estrategia slow play se adapta perfectamente a jugar con póker de ases cuando nos demos cuenta de que nuestros adversarios tienen una mano muy potente en el preflop. Esto quiere decir que deberán tener o bien dos reyes o bien dos damas.  

Cuando nos veamos en una situación como esta, el jugador que tiene la pareja de ases tanto en el flop, como en el turn o en el river, deberá contar con otros dos ases para crear el póker de ases. Estaremos aquí en una situación en la que es difícil perder ya que nuestra mano se impone a la práctica totalidad de las opciones contrarias que pueden darse. 

El slow play va muy bien para este tipo de situaciones, pero, como ocurre con cualquier otra estrategia, es vital saber usarlo correctamente. En la mayoría de las ocasiones, si jugamos nuestras bazas con fuerza lo que estaremos haciendo es ocultar la mano que llevamos. Abusar del slow play es una manera de dejar claro que no tenemos demasiada experiencia o bien que nuestra mano no es todo lo fuerte que nos gustaría.  

Combinaciones y estrategias

Pese a la innegable fuerza de esta mano y a las muchas posibilidades que nos ofrece, no hay que perder de vista que no estamos ante una mano imbatible. Los jugadores deben saber que hay manos más fuertes y que, pese a ser cierto que estamos ante el póker más fuerte de todos, hay otras manos que pueden vencer al póker de ases.  

El gran enemigo de este póker son las escaleras. Esta es una idea un tanto general ya que no todas las escaleras son iguales y el póker de ases puede vencer a alguna de ellas como, por ejemplo, a las escaleras simples.  

Pese a esta ventaja, lo cierto es que no podremos vencer con un póker de ases a las escaleras de color ni, por supuesto, tampoco, a la escalera real. Vamos a ver algunas de estas combinaciones para que las tengas en cuenta de cara a tu rakeback en póker.

Póker de ases vs escalera real 

Elegimos este ejemplo no para destacar las debilidades del póker de ases sino para que quede claro que no es imbatible. En este duelo, la escalera real gana claramente porque es la mano más fuerte del póker. En este sentido, recuerda la aclaración que ya hemos hecho de que no todas las escaleras son iguales y no todas pueden vencer al póker de ases.  

La escalera convencional, pese a ser una muy buena mano, no tiene la fuerza de un color o un full. La escalera de color, por su parte, es una de las dos manos que tienen la capacidad de arruinar nuestras esperanzas de ganar cuando tangamos un póker de ases. Esta increíble mano está formada por 5 cartas consecutivas del mismo palo, de ahí que tengan el mismo color.  

La escalera real no deja de ser una versión mejorada de la de color, pero con las cartas más altas de la baraja. Al ser la escalera que reúne las cartas reales de un mismo palo (sota, rey y reina, junto al 10 y al as en los extremos), recibe el nombre de escalera real, y es la mano más poderosa del póker. No hay ninguna mano que le haga sombra y está por encima de la escalera de color y del póker de ases. 

El palo o color de las cartas que hay en la mesa son clave para conocer el momento de la mano y nuestras posibilidades, incluso cuando tengamos un póker de ases, justamente por lo que acabamos de ver. Con esta aclaración, queremos reforzar esa idea de que el póker de ases, pese a ser una mano de gran valor, puede ser derrotada y ese es un riesgo que podemos evitar si estamos atentos al desarrollo de la mano. Mantener la concentración es fundamental para no confiarnos y creer que lo tenemos todo hecho con esa mano porque no es así.  

Probabilidades y póker de ases 

Muchos amantes del póker online adoran contar con cifras y porcentajes acerca de las posibilidades que tienen con una u otra mano. En este caso, en modalidades de póker como el Texas Hold´Em, las probabilidades de ganar cuando tengamos una pareja de ases alcanzan el 95%. Evidentemente si en el flop, turn o river nos encontramos con tres ases, estaremos muy cerca de mejorar nuestras opciones con un as más. La pareja de ases en sí misma no es una gran mano, pero nos deja a las puertas de alcanzar el póker de ases y, por lo tanto, de hacernos con mejores opciones todavía.  

Preguntas frecuentes 

¿Qué es un póker de ases? 

Se trata de una mano que está formada por los 4 ases del póker, algo que, evidentemente, es muy complicado de lograr. Pese a la innegable potencia del póker de ases, hay que recordar que no se trata de una mano imbatible porque hay otras que están, por encima de ella. Pese a esto, no hay ninguna duda de que se trata de una mano de enorme valor, así que vamos a conocerla bien para sacar de ella el máximo provecho.  

El póker de ases, ¿puede vencer a cualquier mano del póker? 

No, la escalera real gana claramente porque es la mano más fuerte del póker. En este sentido, recuerda que no todas las escaleras son iguales y no todas pueden vencer al póker de ases. La escalera convencional no tiene la fuerza de un color o un full, pero la escalera de color es una de las dos manos que tienen la capacidad de arruinar nuestras esperanzas de ganar cuando tangamos un póker de ases. 

¿Cómo se debe jugar un póker de ases? 

Hay que saber llevar una buena estrategia con el póker de ases, pero su fuerza hace que raramente podamos sacarle mucho partido, a no ser que los rivales cuenten con un full de ases y el flop, turn y river formen una combinación poderosa por ellos mismos. En este sentido, la mejor opción es seguir una estrategia de juego slow play. 

¿Qué es el slow play? 

Se trata de una forma de jugar lentamente al póker online para no apostar y llevar el peso de una mano en la que, gracias al póker de ases, es casi imposible que perdamos porque hay pocas opciones de mejorar nuestra mano. Abusar de esta estrategia puede denotar cierta falta de experiencia o bien que contamos con una mano muy mala. 

Juega siempre con responsabilidad 

En Casino Barcelona queremos que disfrutes del mejor póker online con las máxima garantías de seguridad. Para ello, nada mejor que seguir los consejos de la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ) en materia de juego responsable. De este modo, podrás divertirte en la modalidad que más te guste sin correr riesgos innecesarios.  

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 4.7 / 5. Recuento de votos: 23

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Compártelo!