poker-y-ajedrez

Poker y ajedrez: ¿qué relación tienen?

5
(25)

El poker y el ajedrez son dos juegos que siempre han estado muy estrechamente relacionados. Puede que a primera vista no lo parezca, pero cuentan con un buen número de similitudes de lo más interesantes y que hoy vamos a conocer con detalle. 

Para empezar, el ajedrez y el poker son dos juegos en los que el poder mental tiene un papel fundamental. Esto es así, a pesar de que en ciertos momentos se ha visto al ajedrez como una modalidad para mentes mucho más elevadas, relegando al poker online a un segundo nivel en este sentido. Como iremos viendo, esto no es así, en absoluto, por mucho que el azar siga teniendo una gran importancia en el poker, como es obvio. 

Tanto el ajedrez como el poker poseen muchos puntos en común. De hecho, estamos seguros de que más de un lector se va a sorprender una vez que los vayamos comentando. Como hay que empezar por algún punto, lo haremos por los propios orígenes de ambos juegos. El ajedrez y el poker podrían tener una raíz común ya que se piensa que ambos derivan de otras variantes cuyo origen se remonta a Persia.  

Por supuesto, muchos grandes jugadores de ajedrez reconocen serlo también de poker. Estas y otras muchas cuestiones es lo que vamos a analizar para descubrir qué tienen que ver el poker y el ajedrez. 

Crea tu Cuenta
¡Regístrate!

La estrategia es la base principal

Para continuar avanzando en las similitudes entre estos dos grandes juegos, empecemos por la más potente de todas ellas: la estrategia. Tanto en el ajedrez como en el poker, estamos ante un elemento crucial. Cada uno de los movimientos que realiza un jugador debe ser el resultado de un análisis cuidadoso y, por mucho que pueda parecerlo, jamás se trata de decisiones tomadas al azar.  

Un ajedrecista de primer nivel o un jugador que optar a ganar torneos de poker es un gran analista y un mejor estratega.  

La mente es la clave de todo cuanto puede hacer un jugador de cualquiera de estas dos modalidades. En cada momento, deberán tomar decisiones con una evidente falta de tiempo y tendrán que elegir entre las decisiones posibles que tengan a su alcance. Para ello, necesitan una mente fuerte y bien centrada tanto en la jugada presente como en las que ya se hayan realizado. De este modo, la fortaleza de un jugador de poker o ajedrez residirá en su capacidad para elaborar patrones que anticipen lo que está por llegar.  

Todo cuanto hemos explicado no es más que estrategia en su estado más puro. Esto es así desde hace muchos siglos, de hecho, este tipo de juegos eran muy valorados y servían para extrapolar sus estrategias a otros ámbitos, como puede ser el militar. El mismísimo Napoleón era un gran seguidor de los juegos de cartas de los que, según se dice, extraía estrategias de todo tipo para ponerlas en práctica en sus diferentes batallas.  

Similitudes y diferencias con el poker y ajedrez

Además de la estrategia como elemento fundamental en común entre ambos juegos, hay muchas otras similitudes y diferencias entre el poker y el ajedrez:  

  • Control emocional: es un pilar básico en ambos casos para poder tomar las mejores decisiones en cada momento. Se debe mostrar una gran concentración para no pasar nada por alto ni mostrar reacciones que puedan dar pistas a los adversarios sobre la fuerza que tenemos en cada momento. En ambos casos, es vital mantener la calma, sea cual sea la situación en la que nos haya colocado el juego. Esto se conoce con el nombre de Tilt en el poker. 
  • Planificación: está muy relacionada con el control del que acabamos de hablar. En ambos juegos hay que planificar cerebralmente nuestros próximos movimientos y decisiones, todo ello con una antelación que puede marcar la diferencia entre ganar y perder. Si no hay concentración, fallará también la planificación y en ese momento ya intuyes lo que pasará: la derrota está asegurada.  
  • Ejecución: junto a todos elementos un tanto más psicológicos o emocionales, las similitudes entre el poker y el ajedrez se reflejan también en la propia ejecución. En ambos casos, las partidas arrancan de una manera muy simple y directa. En ese instante, todo es un poco predecible, pero, a medida que se empieza a avanzar en ambos juegos, todo se comienza a complicar y cada detalle cuenta para decidir quién acaba siendo el ganador de la partida. 
  • El dinero: entramos aquí en la que probablemente sea la gran diferencia que hay ahora mismo entre ambos juegos. El poker ha incluido en la ecuación la cuestión de que sus jugadores ponen en juego su dinero. Ganar o perder adquiere entonces una nueva dimensión, sin lugar a dudas y es un elemento que afecta al propio jugador. Cuando se pone en riesgo el dinero, los usuarios deben redoblar sus esfuerzos para mantenerse concentrados y tranquilos. 
  • Deportes mentales: no vamos a volver sobre la idea de la importancia de lo mental en ambos casos. Ahora queremos destacar el reconocimiento al poker como deporte mental por la Asociación Internacional de Deportes Mentales en 2011, un reconocimiento con el que el ajedrez ya contaba desde hacía años. Pese a todas estas similitudes, incluso en los reconocimientos, no hay duda de que hay diferencias. Por ejemplo, en el poker cualquiera puede ganar a un gran jugador por la interferencia del azar, pero esto en el ajedrez es imposible.  
  • Jugadores: los amantes de estos dos juegos tienen muchas cosas en común. Concentración, paciencia, buena capacidad de anticipación a los movimientos y adaptación al oponente…  
  • Desarrollo de las partidas: una partida de ajedrez tiene un desarrollo muy similar al que tiene una mano de poker. Las fases iniciales de ambos juegos son muy simples y directas, mientras que las etapas finales son tan potentes que tan solo los más fuertes pueden superar a sus oponentes.  

El factor varianza en poker y ajedrez

Entramos en un elemento clave para marcar la diferencia entre el poker y el ajedrez. En realidad, es la disparidad que existe entre la habilidad del jugador y la varianza la que marca que un jugador de poker pueda ganar mucho dinero y no en el ajedrez. Incluso los jugadores más elementales del poker pueden ganar dinero y ese es el motivo por el que muchos se deciden a jugar desde el momento que conocen poco más que el nombre de las cartas de poker.

Evidentemente, todo es un poco más complejo de lo que acabamos de enunciar, ya que los malos jugadores deberán seleccionar bien las mesas para poder llegar a tener éxito. Por supuesto, esto no es así en el caso del ajedrez donde, como ya hemos visto, un mal jugador no tiene opción alguna de superar a uno bueno.  

Sea como sea, estamos ante dos juegos fascinantes, que han logrado elevarse muy por encima de ser un mero entretenimiento. Con todas sus similitudes y diferencias, no hay ninguna duda de que estamos ante dos grandes juegos para todos.  

Preguntas frecuentes

¿Es importante la estrategia en el poker y el ajedrez? 

Sí, mucho. La estrategia es vital tanto en el ajedrez como en el poker. Cada uno de los movimientos que realiza un jugador debe ser el resultado de un análisis cuidadoso y, por mucho que pueda parecerlo, jamás se trata de decisiones tomadas al azar. En ambos casos, es imposible tener éxito sin contar con una buena capacidad de gestión de la estrategia. 

Los jugadores de ajedrez y poker, ¿deben tener un gran control emocional? 

Por supuesto. Es un pilar básico en ambos casos para poder tomar las mejores decisiones en cada momento. Se debe mostrar una gran concentración para no pasar nada por alto ni mostrar reacciones que puedan dar pistas a los adversarios sobre la fuerza que tenemos en cada momento. En ambos casos, es vital mantener la calma, sea cual sea la situación en la que nos haya colocado el juego. Esto se conoce con el nombre de Tilt en el poker. 

¿Se parecen el poker y el ajedrez en el desarrollo de las partidas? 

Sí, sin duda. Una partida de ajedrez tiene un desarrollo muy similar al que tiene una mano de poker. Las fases iniciales de ambos juegos son muy simples y directas, mientras que las etapas finales son tan potentes que tan solo los más fuertes pueden superar a sus oponentes.  

¿Cómo deben ser mentalmente los jugadores de poker y ajedrez? 

Los jugadores de ambas modalidades necesitan una mente fuerte y bien centrada tanto en la jugada presente como en las que ya se hayan realizado. De este modo, la fortaleza de un jugador de poker o ajedrez residirá en su capacidad para elaborar patrones que anticipen lo que está por llegar. Todo esto tiene que ver con su capacidad de elaborar y seguir una estrategia. 

Juega siempre con responsabilidad 

En Casino Barcelona queremos que disfrutes de todos los juegos de cartas que tenemos en nuestra oferta de la mejor manera posible. Para ello, lo mejor es que sigas los consejos de la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ) en materia de juego responsable. De este modo, podrás contar con la experiencia de juego más inmersiva sin necesidad de correr riesgos innecesarios. 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 25

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Compártelo!