Blog
23 de julio de 2024
tamano-cartas-poker

¿Cuál es el tamaño de una carta de póker?

4.5
(26)

En el póker, como en otras muchas modalidades de juegos de naipes, los modelos de barajas son distintas. El jugador que decide comprar sus propias cartas puede elegir entre una amplia variedad de opciones. Las cartas de póker siempre van a conservar cuestiones en común entre ellas, pero hay que saber distinguir lo que nos ofrecen en cuanto a tamaño y otros muchos elementos. 

Evidentemente, en el poker online las cosas son un poco diferentes, pero también ahí puede haber distintas opciones. Las cartas en el póker son todo un universo de opciones y, a menudo, incluso pueden usarse las del bridge. En ambos casos, se mantiene el estilo, así como la altura porque en cuanto a su anchura, las del póker suelen ser más anchas.  

Las cartas más usadas en el póker tienen unas medidas de 62 x 88 mm por los 55 x 84 mm de las cartas de formato francés. En la parte superior e inferior de cada carta veremos estos índices que nos sirven para hacer estos grupos: 

  • Índice estándar: es el que aparece en modalidades como five Card Draw o Poker con descarte. 
  • Índice Jumbo o grande: más apropiado para juegos como el Texas, Omaha… en los que se comparten cartas comunitarias en el centro de la mesa. 
  • Doble índice: esta variante ofrece conjuntamente lo de las dos anteriores. 
  • Cuatro índices: esta modalidad permite pinchar las cartas en cualquier dirección. 

Tamaño de la baraja de póker 

El tamaño de las barajas tiene que ver con la propia evolución del juego desde el mismo momento en el que fue creado. En un principio y si atendemos a su origen oriental, se comprueba que las barajas de cartas eran mucho más grandes de los que vemos hoy. 

Crea tu Cuenta
¡Regístrate!

Sin embargo, si nos centramos en Europa la cosa cambia. Las primeras barajas encontradas datan de 1.390, una baraja en la que ya se usaban los mismos símbolos que la actual baraja española con sus elementos de póker, sino que su tamaño es muy similar al actual, rondando los 9 centímetros de ancho por los 13 de alto. 

Si tenemos en cuenta esta última referencia, la que nos sitúa en Europa, se puede llegar a concluir que el tamaño de la baraja de póker se ha mantenido muy estable a lo largo de los siglos. 

Personalizar cartas de póker  

Con el paso del tiempo, el diseño ha permitido nuevas cuestiones que antes no estaban al alcance de los jugadores. Una de las más destacadas ha sido, sin duda, la de poder personalizar las cartas de póker. De este modo, no solo podemos ponerlas a nuestro gusto, sino que es de enorme utilidad para identificarlas. Además, muchas de las cartas o las fichas que se ven en los torneos de póker más famosos pueden acabar en tus manos, si es que te gusta el coleccionismo, por ejemplo. 

En este sentido, el elemento lúdico del póker se hace más patente que nunca. Contar con unas cartas personalizadas no cambia el juego sino en su vertiente más visual y sensorial.  

Pese a que cualquier amante del póker puede personalizar sus cartas, hay ciertos perfiles de jugador que tienden a hacerlo más. Son estos: 

  • Clubs de póker 
  • Promotoras de eventos de póker 
  • Los propios casinos 
  • Jugadores que den valor a esas cartas como elemento de colección

Los criterios que cada uno siga para la personalización de sus barajas de cartas son inabarcables. Todo depende del perfil del usuario y de la finalidad que quiera dar a esas cartas personalizadas. Es de suponer que los clubs de póker o incluso los grandes promotores de eventos buscarán un diseño muy particular y con un fuerte atractivo en cuanto al diseño. Por supuesto, también se valorará muy positivamente la resistencia de los propios naipes o la buena impresión de elementos como el logo de la empresa o del torneo en cuestión. Esto es algo que se observa muy fácilmente en los distintos eventos de póker que se celebran cada día en el mundo. 

Dentro de la personalización que podemos hacer de las cartas también está la de las cajas en las que se guardan. Tanto los casinos como cualquier otro establecimiento buscarán siempre la seguridad como gran objetivo para que no se puedan manipular las cartas en ningún momento. Del mismo modo, sus dibujos y otras cuestiones serán personalizadas para que el dealer pueda darse cuenta de cualquier marca o intento de trampa. 

Si nos centramos en los jugadores comunes lo más normal es que busquen el mejor diseño posible y que facilite la lectura de los naipes, pero, en este sentido, todo depende mucho más de los gustos personales de cada uno. 

¿Y el grosor de las cartas de póker? 

Las cartas tienen una serie de medidas tanto en su ancho como en su alto. Los tamaños más habituales son de 95 x 60 mm, pero ya se ven diversas variantes en las que el grosor se sitúa entre 0,17 y 0,23 milímetros. En este sentido, es importante saber que estos grosores van a depender también de la calidad de los materiales que se hayan usado en la fabricación de las cartas. Los naipes son en el 100% de los casos, de plástico, pero cada vez son menos gruesas. Por norma general, las cartas de peor calidad serán las que tengan un mayor grosor. 

A la hora de hablar del tamaño de las cartas de póker, se deben tener en cuenta muchas otras cosas de las que todavía no hemos hablado. Una de ellas son los cortes o marcos que sirven para separar la parte externa del naipe de los símbolos que aparecen en ellos. A esto se le llama cortes de contorno y tanto su tamaño como su forma van a variar mucho en las barajas españolas, aunque no tanto en las de póker. Si tomamos la española como referencia, es muy fácil observar que, en los oros, los contornos son continuos, como sucede con las barajas inglesas de póker. Sin embargo, en el palo de copas, hay siempre un corte. En el palo de espadas hay dos cortes y en el de bastos hasta tres. 

Preguntas frecuentes 

¿Cuál es el tamaño de una carta de póker? 

Las cartas más usadas en el póker tienen unas medidas de 62 x 88 mm por los 55 x 84 mm de las cartas de formato francés. En la parte superior e inferior de cada carta veremos estos índices que nos sirven para distinguir los índices estándar, jumbo, doble índice o cuatro índices. 

¿Se pueden personalizar las cartas en el póker? 

Sí, por supuesto. De este modo, no solo podemos ponerlas a nuestro gusto, sino que es de enorme utilidad para identificarlas. Además, muchas de las cartas o las fichas que se ven en los torneos de póker famosos pueden acabar en tus manos, si es que te gusta el coleccionismo, por ejemplo. 

¿Cuál el grosor de las cartas de póker? 

Las cartas tienen una serie de medidas tanto en su ancho como en su alto. Los tamaños más habituales son de 95 x 60 mm, pero ya se ven diversas variantes en las que el grosor se sitúa entre 0,17 y 0,23 milímetros. Es importante saber que estos grosores van a depender también de la calidad de los materiales que se hayan usado en la fabricación de las cartas 

¿Quién suele personalizar las cartas de póker? 

Cualquiera puede personalizar sus cartas, si así lo desea y por el motivo que quiera, pero hay ciertos perfiles de jugador que tienden a hacerlo más. La personalización de las cartas se da mucho más en grupos como los clubs de póker, las promotoras de eventos de póker, los casinos o los coleccionistas. 

Juega siempre con responsabilidad 

En Casino Barcelona queremos que disfrutes del mejor póker y del resto de modalidades de casino online siempre de la manera más segura. Por este motivo, te recomendamos seguir los designios de la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ) en materia de juego responsable. De esta manera podrás divertirte sin correr riesgos que no son para nada necesarios. 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 4.5 / 5. Recuento de votos: 26

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Compártelo!

También te puede interesar