Blog
23 de junio de 2024
juegos-espanoles-de-cartas

Juegos de cartas españolas

5
(21)

Los juegos de cartas españolas nos dan múltiples y variadas opciones de ocio. Seguro que estáis de acuerdo si decimos que, al ver una baraja de cartas, se crea de inmediato un ambiente festivo que nos recuerda a grandes momentos en familia o con nuestros mejores amigos. 

Al igual que el casino online ofrece todo tipo de juegos, las cartas de la baraja española son las protagonistas de una serie de modalidades de enorme tradición y que, en muchos casos, todos conocemos ya muy bien. 

En el artículo de hoy, vamos a conocer con detalle la historia y las principales opciones de los juegos de cartas españolas. Una vez que los conozcas con detalle, estamos convencidos de que querrás empezar a probarlos.  

Historia de los juegos de cartas españolas 

Las cartas de la baraja española que han llegado hasta nuestros días tienen su origen en el siglo XV. En este periodo histórico se encuentran las primeras referencias a este tipo de juegos en España y con diferentes orígenes. 

En este aspecto, ya se encuentra una referencia a los juegos de cartas en el Estatuto de Juan I, en el año 1387.  De hecho, en el mencionado estatuto, a lo que se hacía alusión ya es a la prohibición del uso de estos naipes. 

Pese a estas cuestiones, las cartas de la baraja española han seguido evolucionando hasta llegar a ser lo que hoy conocemos.  

De su mano y con una gran implantación social se han ido desarrollando distintos juegos de cartas españolas que hoy vamos a conocer en detalle. 

Crea tu Cuenta
¡Regístrate!

Algunos juegos con cartas españolas 

La historia de las cartas españolas es muy amplia e interesante, sobre todo, cuando observamos las distintas variedades de juegos que se han desarrollado con ello. Vamos a ver las cualidades básicas de algunos de los juegos más destacados de esta baraja: 

1. La Brisca 

Estamos ante uno de los juegos más populares de cuantos se juegan con las cartas españolas. Inicia cada mano el jugador que esté a la derecha del encargado de repartir las cartas. Se deja una descubierta sobre la mesa para que, cuando le llegue el turno al jugador que sea pueda jugar la carta que quiera sin obligación de que sea de un palo en concreto ni tampoco un triunfo. 

Algunas situaciones que se pueden dar en una mano de brisca son así: 

  • Si las cartas no son del mismo palo, gana el que lanzó la primera. 
  • Si no son del mismo palo, pero uno es un triunfo, gana el que lo lanzó. 
  • Si las dos cartas son triunfos, gana el que haya lanzado la carta de mayor balor. 

2. El Cinquillo 

La partida en este popular juego de cartas españolas arranca con el 5 de oros. Luego se colocan las cartas en la mesa, siempre agrupada por cada uno de los palos. Al llegar el turno de cada jugador, cada uno de ellos deberá lanzar una carta del mismo palo, mientras sigue adelante la escalera más alta o la más baja.  

Llegados a este punto, se deberá tirar un 5 de otro palo y se deberá pasar el turno en caso de que no se pueda colocar ninguna de las cartas que se tengan en la mano. Cada ronda se debe iniciar con un 5 del palo que sea y el ganador es el primer jugador que se quede sin cartas. En cada una de ellas, además, se irán sumando 5 puntos si se gana, además de un punto por cada carta que se conserve en la mano. 

3. El Mus 

Estamos ante otro gran clásico de los juegos con cartas españolas, casi tanto como lo pueden ser hoy en día la ruleta o las slots online. Se juega con las cartas españolas, pero se necesitan también garbanzos o piedras que se contarán como amarracos. 

Estos amarracos se usan para apostar y estarán siempre en el centro de la mesa. Cada jugador deberá ir cogiendo los que le correspondan una vez que vaya sumando puntos. Al mus juegan un total de 4 jugadores, divididos en dos parejas, para disputar las vacas, que consten de entre 3 y 5 juegos. Para hacerse con cada vaca, las parejas deberán ganar unos juegos previamente determinados.  

4. El Tute 

Se trata de uno de esos juegos de cartas españolas del que todos hemos oído hablar, incluso aquellos que nunca hayan jugado. Dispone de varias modalidades, todas ellas con un número mínimo de 2 jugadores y un máximo de 4, cuyo objetivo es siempre el de sumar “tantos” usando las cartas españolas. 

La partida arranca con el jugador que va de mano y que puede usar la carta que desee. El resto, deberás lanzar una carta basada en la primera que hay sobre la mesa. Esa carta deberá ser del mismo palo de inicio y tener un mayor valor que la carta que está sobre la mesa. Esta es la situación general, pero también podría ser que se jugase una carta del mismo palo, pero de valor inferior en caso de que la tenga, una carta del palo del triunfo de valor superior a cualquier otra encima de la mesa, o cualquier otra carta que sea de triunfo o no. 

Antes de que arranque la partida, los propios jugadores deberán decir cuántos juegos se llevarán a cabo durante la partida. Además, para ganar en este juego de cartas españolas deberás hacer un tute de caballos, un tute de reyes o alcanzar 101 tantos sumando el valor de las cartas ganadas. 

5. La Escoba 

Este clásico juego de cualquier sobremesa que se precie arranca con el reparto de 3 cartas para cada jugador. Tras esto, se deberá colocar sobre la mesa otras 4 boca arriba. El jugador que dé comienzo a la partida buscará lograr una baza y el resto, seguirá jugando en el sentido de las agujas del reloj la carta que prefiera usar. 

Los jugadores deberán usar una de sus cartas con el fin de lograr una suma de 15 puntos con las descubiertas del centro de la mesa. Las referencias más importantes de este juego de cartas de la baraja española son los oros y los 7, por su puntuación, al igual que las escobas. 

6. Las Siete y Media 

El objetivo de este juego es el de obtener 7 puntos y medio o bien, acercarse lo máximo posible a esa cifra. Las cartas valen los mismos puntos que el valor que vemos en ellas, con la excepción de las figuras, que valen medio punto cada una de ellas. 

El juego arranca con una apuesta cuyo rango deberá haberse decidido antes entre los propios jugadores. A partir de ahí, cada uno de ellos, decide en su turno si quiere recibir más cartas del mazo o si prefiere plantarse. 

Si al contar con todas las cartas, no se logra ese 7 y medio que se busca, el jugador puede pedir más para ver si queda más cerca de esa cifra. Esto cuenta con un riesgo ya que, en el caso de que se sobrepase el 7 y medio, el jugador deberá mostrar sus cartas y dar por perdida su apuesta. 

7. El Chinchón 

El chinchón es un juego de cartas españolas al que se juega a 70 o 100 puntos, en función de lo que hayan decidido los jugadores antes de empezar la partida. También antes de arrancar, cada uno de ellos deberá dejar constancia por escrito de la cantidad estipulada. Además, también deberá ir registrando los puntos que logre sumar. 

En el caso de que un jugador sobrepase la puntuación que se había establecido, quedará eliminado. Junto a esto, debes saber que gana el último jugador que en su recuento no haya llegado al total de la partida. 

Una particularidad del chinchón es que los jugadores eliminados tienen la posibilidad de disfrutar de uno o más reenganches. Tan solo lo podrán hacer en el caso de contar con la puntuación más alta de ese momento. 

Preguntas frecuentes 

¿Se puede jugar a muchos juegos de cartas españolas? 

Sí, lo cierto es que la baraja española nos ofrece muchas opciones distintas para que sea el jugador el que pueda elegir siempre la modalidad que más le guste. Entre los juegos más destacados habría que subrayar a la escoba, la brisca, el tute y tantos otros. 

¿Cómo se juega al Cinquillo? 

La partida en este popular juego de cartas españolas arranca con el 5 de oros. Luego se colocan las cartas en la mesa, siempre agrupada por cada uno de los palos. Al llegar el turno de cada jugador, cada uno de ellos deberá lanzar una carta del mismo palo, mientras sigue adelante la escalera más alta o la más baja. Se deberá tirar un 5 de otro palo y pasar el turno en caso de que no se pueda colocar ninguna de las cartas que se tengan en la mano. Cada ronda se debe iniciar con un 5 del palo que sea y el ganador es el primer jugador. 

¿Cómo se juega a Las Siete y Media? 

El objetivo de este juego es el de obtener 7 puntos y medio o bien, acercarse lo máximo posible a esa cifra. Las cartas valen los mismos puntos que el valor que vemos en ellas, con la excepción de las figuras, que valen medio punto cada una de ellas. Si al contar con todas las cartas, no se logra ese 7 y medio que se busca, el jugador puede pedir más para ver si queda más cerca de esa cifra. 

¿Cómo se juega al Chinchón? 

El chinchón es un juego de cartas españolas al que se juega a 70 o 100 puntos, en función de lo que hayan decidido los jugadores antes de empezar la partida. También antes de arrancar, cada uno de ellos deberá dejar constancia por escrito de la cantidad estipulada. Además, también deberá ir registrando los puntos que logre sumar. 

Juega siempre con responsabilidad 

En Casino Barcelona queremos que disfrutes de los mejores juegos de cartas españolas con toda tranquilidad. Para eso, nada mejor que seguir los consejos de la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ) en materia de juego responsable. De este modo, podrás divertirte sin correr riesgos innecesarios.  

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 21

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Compártelo!

También te puede interesar